Diez trucos que tu empresa debe tener en cuenta para el éxito en las redes sociales

Si estar en la Red supone tener un escaparate de nuestro negocio a escala mundial, las redes sociales colaboran otro tanto. Más allá del número de seguidores (followers) o fans (el popular ‘Me gusta’) en Twitter o Facebook, cualquier negocio, por muy pequeño que sea, puede sacar partido de las redes sociales.

 

  1. Que no te importe el número de seguidores. Mejor tener pocos, pero leales (y rentables) que muchos que te ignoren. Como se escucha por ahí, «tener muchos seguidores en Twitter es como tener dinero de Monopolio: no vale para nada».
  2. Si sabes de flores, habla de flores. Si sabes de pasteles, habla de pasteles. Y, sobre todo, no intentes imitar a nadie.
  3. Si no cuentas más de lo que todo el mundo sabe, quizá no tenga mucho sentido seguirte. Pero si vendes flores, ¿por qué no me cuentas cosas de cada una de ellas que quizá no sepa?
  4. Utiliza los ‘hashtags’, estas etiquetas son muy útiles. Eso sí, evita la tentación de sumarte a algún tendencia tópica; simplemente para hacerte publicidad.
  5. No hablar siempre de uno mismo; al fin y al cabo, tu actitud en una red social no difiere mucho del comportamiento que debes tener en la vida real. Habla de algo más de lo que ofreces y de ti mismo y no pongas enlaces que solo lleven a tu página web.
  6. Sé generoso de la misma forma en que quieres que lo sean contigo. Seguro que te hace ilusión que compartan siempre lo escrito en  tus comentarios, ¿qué te hace pensar que el resto es diferente? Comparte aquello interesante para tus seguidores, aunque no lo hayas escrito tú.
  7. Contesta educadamente. La historia está llena de grandes patinazos, pero también de grandes aciertos que supieron convertir una crítica en una oportunidad. No escondas la cabeza y da la cara ante una crítica.
  8. Aprovecha para hacer, de vez en cuando, alguna oferta o promoción «exclusiva» para tus seguidores y fans. Demuéstrales que son importantes y que agradeces su fidelidad con este tipo de acciones.
  9. Las redes sociales pueden ser una fuente de ingresos y una parte importante de las visitas a tu web, pero no son las únicas. No todo el mundo está en Twitter ni en Facebook, así que no te olvides de cuidar otros aspectos de tu negocio.
  10. Analiza los datos que te llegan de tu presencia en redes sociales, no te muevas solo por sensaciones. Así sabrás qué estás haciendo bien y qué puedes mejorar.